INNOVADORA INICIATIVA REFORZARÁ SEGURIDAD DE ESCOLARES EN TRAYECTOS HACIA EL COLEGIO

La Escuela Gaspar Cabrales de Valparaíso será el piloto nacional de este innovador proyecto que busca reforzar la seguridad de los escolares en sus trayectos desde el hogar a su establecimiento educacional y viceversa. Se trata de la iniciativa “Al Colegio Seguro”, creada por Surandes Consultores SpA y que fue la única de la región que se adjudicó el Concurso de Innovación Abierta “Impacta Seguridad 2017” del Laboratorio de Gobierno de CORFO (programa que apunta al desarrollo de una iniciativa de innovación coordinada con el Ministerio del Interior, que aborde la temática de la seguridad ciudadana, mejorando la percepción de seguridad en los barrios).
La iniciativa busca generar una metodología para diseñar e implementar rutas seguras para los trayectos de ida y regreso al colegio, poniendo a los niños como eje central de la intervención urbana, entregándoles herramientas que les permitan andar seguros, generando redes de apoyo, y mejorando la relación con el barrio. La idea es entregar a los niños seguridad y autonomía, y a los padres, tranquilidad, además de impactar en la seguridad del barrio, tanto en la percepción de delitos, como en la seguridad vial. Esto, mediante el apoyo de monitores en terreno, desarrollo de señalética especialmente diseñada para menores, la coordinación con los diversos servicios públicos para el mejoramiento de veredas e iluminación, y permanentes talleres de seguridad y autocuidado con alumnos, entre otras medidas.

Pablo Silva, Jefe del proyecto de Surandes Consultores SpA, explicó que el proyecto comienza como piloto en esta escuela porteña, pero que a futuro pretende replicarse en cualquier establecimiento y comuna del país. “Lo que buscamos con generar una metodología y no un proyecto en particular – señaló -, es que esta metodología se pueda adecuar. Una escuela en la Av. Argentina no tiene los mismos desafíos de seguridad que una escuela que está en el Cerro Monjas, porque están en lugares distintos, porque la forma en que se vive en esos lugares es distinta. Creemos que una iniciativa de este tipo tiene que ser capaz de adaptarse a cada condición”.

La iniciativa se enmarca también en el programa “Regreso seguro a clases” de la Subsecretaría de Prevención del Delito. Al respecto, su Coordinador Regional de Seguridad Pública, Nelson Jofré, destacó que con esto “le estamos entregando insumos a los niños como medidas de auto cuidado, algunos consejos con respecto a los hábitos, las rutas seguras desde su casa al colegio y su regreso, a cuidar sus pertenencias, medidas en general de auto cuidado”.

La autoridad destacó dentro de estos consejos: usar el bolso o mochila siempre hacia adelante, no descuidarla mientras se realiza el viaje en la micro o en el metro, no sacar el celular en espacios muy transitados, no utilizar objetos de valor para ir a clases, caminar por la calle estando siempre atento a su alrededor, evitar caminar por lugares solitarios o poco iluminados, y evitar llevar en el mismo sitio el dinero, las llaves y documentos personales, entre otras medidas.

Respecto a la Escuela Gaspar Cabrales, cabe señalar que una encuesta realizada el 2017 por Surandes Consultores SpA, reveló que entre el 75-80% de sus alumnos/as de entre 9 a 11 años de edad, realizaba el trayecto desde su hogar al colegio y viceversa solos o con sus hermanos. Y que el 91% de los vecinos que habitan los alrededores de este establecimiento educacional, consideraban inseguro el barrio.

El Director de este establecimiento educacional municipal, Ronald Subiabre, destacó que “hoy, la educación en Chile no se está haciendo cargo del trayecto del niño desde que se sale de su casa, hasta que llega al colegio, como en otros países donde hay un bus que los pasa a buscar a cada uno a sus casas y los va a dejar hasta la escuela. En Chile cada niño tiene que buscar las alternativas solo, ya sea con sus padres o solos. Este proyecto lo que viene a ayudar es en esa línea, de hacernos cargo un poco también del trayecto de los niños desde la casa a la escuela y desde la escuela a su casa nuevamente”.

El proyecto comenzó su trabajo con la comunidad escolar, los vecinos, la municipalidad y los organismos de seguridad, durante el segundo semestre del 2017, recogiendo sus preocupaciones, observaciones y propuestas respecto del sector. Y tras ello, se diseñó el plan que comenzó a implementarse con el inicio del año escolar 2018.

Complejidad de la Av. Argentina

Tras el accidente vivido el pasado jueves en la intersección de las avenidas Santos Ossa y Argentina, nuevamente surgió el temor y desconfianza entre la ciudadanía sobre la seguridad que enfrentan los porteños día a día en ese sector. Según cifras de Carabineros, cerca de 120 mil personas transitan diariamente por la Avenida Argentina, ya sea como transeúntes, pasajeros o conductores de un vehículo. Esto debido a que la vía congrega a una gran cantidad de locales comerciales (entre ellos un mall, tres supermercados y una sucursal de un banco), locomoción colectiva, el Congreso Nacional, el principal acceso desde Valparaíso a la ruta 68, una feria hortofrutícola, dos centros de educación superior, entre otros.

De esa población flotante, más de 6.300 son menores de 18 años que a partir de hoy transitarán de lunes a viernes para llegar a los siete colegios, liceos o escuelas que se encuentran repartidos a lo largo de esta avenida. Masiva presencia de escolares que volverán a enfrentarse a la serie de riesgos que tiene diariamente esta vía.

Según la Comisario(s) de la 2da Comisaría de Carabineros de Valparaíso, Capitán Natalie Muñoz, la Av. Argentina, por sus características, es una “arteria particularmente compleja”, tanto en el tema delictual, como en lo relacionado a la seguridad del tránsito. Respecto al primero de estos puntos, la uniformada aseguró que en esta vía, durante el 2017, “los delitos se registraron principalmente en horarios diurnos, que van desde las 8 de la mañana y las 19 horas aproximadamente. Y los principales delitos que afectaron a víctimas que se podría presumir que son escolares, por sus edades, son robo con intimidación, robo con violencia, robo por sorpresa, hurto y lesiones” (ver recuadro).

Comentarios

Comentarios